Control de Incendios

Se llama protección contra incendios al conjunto de medidas que se disponen en los diferentes establecimientos para protegerlos contra la acción del fuego. Generalmente, con ellas se trata de conseguir tres fines:

Salvar vidas humanas
Minimizar las pérdidas económicas producidas por el fuego.
Conseguir que las actividades del edificio puedan reanudarse en el plazo de tiempo más corto posible.

La salvación de vidas humanas suele ser el único fin de la normativa de los diversos estados y los otros dos los imponen las compañías de seguros rebajando las pólizas cuanto más apropiados sean los medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.